Single Blog

Disruptores Endocrinos y Salud Femenina

La salud femenina está afectada en numerosas ocasiones por trastornos hormonales debido al exceso de disruptores endocrinos en productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana.

Disruptores endocrinos como  el bisfenol A utilizado en la fabricación de los plásticos, presente en biberones, botellas de agua, algunos electrodomésticos, dispositivos médicos y dentales, y casi en todas las latas de comidas y bebidas.

Otros disruptores endocrinos que actuan a nivel estrogénico son los ftalatos presentes en esmaltes de uñas adhesivos, juguetes de niños, etc…

Los fitoestrógenos consumidos de manera excesiva como la soja, los anticonceptivos hormonales,    productos de uso cosmético habituales entre las mujeres, como geles, maquillaje, cremas, tampones y compresas que se relacionan con alteraciones del endometrio, miomas, quistes, et..

El contacto con estos disruptores endocrinos en nuestra vida habitual puede provocar ciertos desordenes en la salud de las mujeres como reglas dolorosas, retención de líquido, aumento de peso, falta de concentración, cefaleas, pesadez en las piernas, algunas alteraciones osteomusculares…

El hígado y la vesícula biliar juegan un papel muy importante en el proceso de desintoxicar el organismo y eliminar a través de la bilis buena parte del exceso de hormonas sexuales sobrantes, por lo que un hígado enfermo por hepatitis o cirrosis, puede estar implicado en el hiperestrogenismo o exceso de estrógenos.

Otra posible causa del mal funcionamientos hepático es producida por cálculos o piedras en la vesícula biliar, mayoritariamente causados  por el colesterol , estos pueden obstruir las vías por las cuáles el hígado elimina las sustancias de desecho. Para ayudar al hígado hay que seguir una dieta no excesivamente calórica, evitando ciertos alimentos que contienen fitoestrógenos o estrógenos sintéticos.

Se debe evitar el café, el alcohol, y algunos alimentos como la carne de cerdo y el pollo en exceso, el vino tinto, y beber infusiones como el té boldo, la ulmaria, la alcachofa, la cola de caballo, la borraja, etc…

-Realizar actividad física aeróbica de manera regular y suplementar con los ácidos grasos poliinsaturados de calidad

-Llevar una dieta sana y reduciendo el consumo de alimentos  acidificantes y evitar el uso de cosméticos y demás compuestos con parabenos, recipientes de plástico, microondas, etc..

Comments (0)

Post a Comment

WhatsApp chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar