Detoxificación hepática y limpieza vital

Hay sustancias tóxicas en todas partes, desde el aire que respiramos, el agua que bebemos o los alimentos que comemos, así como sustancias que produce nuestro propio organismo en sus funciones metabólicas, razón por la cual es imprescindible la correcta detoxificación de todas estas sustancias para tener una buena salud. 

Las curas de detoxificación van dirigidas al drenaje de metales pesados, así como xenobióticos y a facilitar la neutralización de residuos alimentarios y bacterianos que de otra forma serían almacenados en sistemas y órganos de nuestro cuerpo causando numerosos problemas de salud.





El papel del hígado es trascendental como frente de defensa ante los tóxicos medioambientales:

El hígado es el encargado de filtrar la sangre, más de un litro por mino de endotoxinas o residuos bacterianos, y complejos antígeno-anticuerpos

-La función secretora de la bilis transporta sustancias tóxicas hasta el intestino para ser excretadas: Si no hay aporte de fibra las toxinas son transformadas por las bacterias intestinales y reabsorbidas.

-El hígado actúa a través de un proceso enzimático de detoxificación en dos fases (Fase I Activación y Fase II Conjugación ) y hay algunos nutrientes vitales para que este proceso se produzca de manera correcta como la metionina, la taurina, el glutatión, el selenio , las vitaminas B 6 y B 9, .

Es importante destacar en la tradición contemporánea la eficacia de vegetales azufrados como el ajo y el rábano negro en la detoxificación hepática deido a principios activos que contienen como la aliina y la glucorafenina sustancia con propiedades colagogas, colerética y detoxificantes

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?