Nutrición para la piel y t. dermatológicos

La importancia de la Vitamina A para la Salud de la piel

La vitamina A fue la primera vitamina liposoluble que se descubrió y por este motivo ocupa el primer lugar en la serie alfabética de denominación de las vitaminas. Se la conoce como Retinol porque desempeña una función específica en la retina del ojo. El Betacaroteno es un compuesto amarillento que puede encontrarse en la mayor parte de las verduras amarillas, naranjas, o verde oscuro en el organismo y es precursor de la vitamina A.

El Betacaroteno puede utilizarse en una terapia de prevención de envejecimiento, ya que el organismo sólo transforma en vitamina A la cantidad que necesita, mientras que el resto lo elimina para evitar la acumulación. Algunas personas tienen reducida la capacidad de convertir el Betacaroteno en vitamina A. Otra posible causa de carencia puede ser debido a enfermedades crónicas como la diabetes se puede dificultar la conversión por lo que se aconseja la toma de vitamina A de origen animal.

El Betacaroteno desempeña un papel vital en la protección contra los radicales libres, aún antes de su conversión en retinol ( vit. A) al neutralizar el exceso de oxígeno libre, un radical tremendamente reactivo.

Las fuentes dietéticas de la Vitamina A son principalmente las siguientes:

-Carnes: hígado ternera, cordero, filete pollo, embutidos, riñon de cordero, riñón de buey.

-Pescados: Aceite de hígado de bacalao, anguila, mariscos, sardinas, bacalao.

-Lácteos: leche materna, leche de vaca, yogur, queso fresco, queso graso, nata, mantequilla, margarina, camembert.

-Cereales: Germen de trigo, maíz, trigo, harina integral, harina blanca, arroz y mijo.

-Frutas: Orejones, albaricoques, palo santo, melón, melocotón, ciruela seca, mandarina, cereza, sandía

-Frutos secos: Cacahuete, pistacho, almendra, sésamo

-Verduras: Diente de león, zanahoria, perejil, acelga, espinaca, endibia, calabaza, pimientos y tomate

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?